Sitio de citas – 50495

Mariana no es una prostituta. No tiene sexo a cambio de dinero y no se para en una esquina de la ciudad a recibir clientes en la noche. Tampoco es que le disguste el sexo, sobre todo si puede elegir con quién. Bienvenidos al trueque del sexo. Nuestra civilización caminó siglos sin una moneda. Hoy hemos avanzado a un punto donde la moneda nos vuelve a estorbar, especialmente si se trata de transacciones ilegales. El narco, desde hace al menos una década, comenzó a utilizar tarjetas de regalo de tiendas como Walmart o Best Buy para lavar dinero.

MÁS LEÍDAS EN

Mariana no es una prostituta. No tiene sexo a cambio de dinero y no se para en una esquinazo de la ciudad a recibir clientes en la noche. Tampoco es que le disguste el sexo, sobre todo si puede elegir con quién. Bienvenidos al trueque del sexo. Nuestra civilización caminó siglos sin una moneda. Actualidad hemos avanzado a un punto adonde la moneda nos vuelve a embarazar, especialmente si se trata de transacciones ilegales. El narco, desde hace al menos una década, comenzó a aprovechar tarjetas de regalo de tiendas como Walmart o Best Buy para asear dinero.

737475